La perseverancia de Creta Thunsberg, una niña de sueca de 16 años ha motivado que miles de estudiantes belgas y de otros paises empiecen a través de huelgas y manifestaciones a reclamar una acción real ante el cambio climático.  A ver si gracias a ella empieza el milagro que aúne nuestras voluntades para lograr un objetivo común, olvidándonos al fin de nuestras diferencias políticas, culturales, sociales, sexuales…

Un ejemplo a seguir por todos.

DINOS LO QUE PIENSAS

Deja tu coentario